Selecciona uno de nuestros concesionarios

Ruta Sealco por la Sierra en VOLKSWAGEN AMAROK

septiembre 17, 2015

Tenemos la ocasión perfecta para sacar de paseo, y bien apetecible, nuestro Volkswagen Amarok, una incuestionable máquina de poderoso motor, y considerable bajo consumo, importante. Partimos a las 08:00 a.m. de nuestro concesionario Sealco Motor de Alcorcón. 5 personas en nuestra cabina, y espaciosa caja repleta del posible outfit necesario durante la jornada, por lo que el día nos pueda ofrecer. Obviamente, un exhaustivo navegador a bordo, nos permite ir directos hacia el destino: Subida a la Bola del Mundo y La Maliciosa, en nuestra explorada e idolatrada Sierra de Guadarrama. 12 km de travesía, nivel fácil, y unas 5 h de trayecto. Emprendemos la ruta por la A-6, para comprobar la versión biturbo y la suavidad y eficiencia del efecto autoblocante. Salida 39, y seguimos por la M-601. Llevamos 20 minutos de trayecto y ahora sí, se va notando la altitud, aunque no precisamente por el cambio automático suave. En la temperatura también se nota… No tenemos más que encender el climatronic. En pocos minutos llegamos hasta el aparcamiento de Navacerrada, el grande, como nuestro Volkswagen Amarok merece. Ahora sí, cambiamos la máquina por las piernas. Hacia los telesillas de las pistas, ascendemos por la PR 17, hasta Las Cabrillas. Damos un giro de 90º y continuamos hacia las rocas. A la izquierda, la Virgen de Las Nieves. Continuamos por la parte asfaltada. Seguimos hasta Guarramillas, y seguidamente, van apareciendo las esperadas antenas de la Bola del Mundo. Apacible el descanso. Las vistas y la paz de la grandiosidad de los 7 picos. Nuestro conductor emprende la vuelta desde aquí. El resto, continuamos por el sendero al Collado del Piornal, que separa ambas cumbres, objetos del día, La Bola y La Maliciosa. 160 m. más de subida, y estamos en La Maliciosa, último pico de la izquierda, y siguiendo el cordal, de manera sencilla, regocijándote con la panorámica, atrevida, de La Pedriza y sus acantilados escarpados.
A la vuelta, cuál es nuestra sorpresa al encontrar en la misma Bola del Mundo! a nuestro compañero, apoyado felizmente en nuestro Volkswagen Amarok. No pudo resistir la tentación de subir ese terreno irregular y de tal desnivel, para hacer gala de la tracción total 4 MOTION 4X4. Y efectivamente, magistral la conjugación del nuevo motor BITDI, tecnología Common Trail, y su caja de 8 marchas, que da tracción, más que suficiente, para ser un Señor Todoterreno, apacible en carretera. No nos equivocamos.
Hay tiempo para un caldito en Navacerrada, en el lugar de siempre de bajada de los esquiadores, “Venta Arias”, y yo que no conduzco, con un chorrito de Jerez! En 15 minutos llegamos a tiempo a las bien afamadas fiestas de Los Molinos, hasta el domingo 20, de Septiembre, a las 13.30 de la mañana, tradicional encierro y suelta de reses. Un recorrido, muy parecido a los de Pamplona (curva de Estafeta incluida), profesional, y sin percances, esta vez. No perdonamos unas espectaculares anchoas de Casa Santoña (se distribuyen desde esta localidad por muchos de los mejores restaurantes de la capital), en el recién estrenado bar/restaurante “Casa Santoña” en la misma plaza del Ayuntamiento. Otra opción ideal, para los amantes de los frutos de mar, son las reconocidas gambas a la plancha de “Sala”, que casi exclusivamente, distribuyen a “El Colorín”, detrás de la fuente de los leones. De las manos originales, y cocinadas de idéntica manera, a MEJOR PRECIO. Dichoso paladar…

3 EN 1

Y aprovechando el buen día que tenemos, nos disponemos a subir, para que nuestro Volkswagen Amarok nos siga deleitando, a la presa de los Irrios, dirección cementerio, y continuamos por la Cañada Real, un camino ancestral, pero bien conservado, a través de dehesas, robles y fresnos, hacia “Prados Montero”, una parada técnica para los más ecuestres: Un paraíso para los gigantes de cuatro patas, en mitad, bien arriba del monte, donde además, retomamos fuerzas en una suculenta barbacoa de “Jorge”, el chef conocido por antonomasia por sus platos de cuchara en las alturas, cuando el frío achaca, después de una mañana de monta entre praderas con vacas, cambroñales, 4 arroyos y valles… Continuamos por el camino de la derecha, dejando la cañada, y en un terreno que presenta dificultades (para otro tipo de vehículos) y en 5 minutos alcanzamos la presa. Altitud: 1.200 m. Importante en este tramo, la adecuada amortiguación del Amarok. Otro acierto.
Disfrutamos por unos minutos de la apacible circunstancia. Desde la Peñota, tremenda panorámica de la sierra, hasta el Escorial, y por el otro lado, 7 picos. El agua, la Virgen del Espino un poquito más abajo, y las vistas del skyline de Madrid. Caminamos por el borde de la presa, hasta, más o menos, su mitad, por el roto que alega una bomba de prueba. Ya va siendo hora de regresar…
Si a alguien aún le queda hueco, y aprovechando que coincide en nuestra ruta, recomendamos las croquetas deluxe en “La Chimenea”, en el acceso al pueblo de Guadarrama. De boletus, Cabrales, jamón y carabineros… Y ahora sí, cinturones, música relajante que controlamos en nuestra pantalla, dentro de nuestro Volkswagen Amarok, y a descansar, de vuelta a la ciudad. Gracias, VW AMAROK




¿Te ha interesado? Compártelo en tus redes